sobre pilar muñoz

Crecí en una casa donde la comunicación emergía de cada rincón, a cada momento y en sus diferentes formas. De chica no me resultaba extraño prender la tele y ver a mi mamá o cambiar el dial de la radio y escuchar su voz mandándome un saludo. Quizás por eso a temprana edad el periodismo ya despertaba en mí una curiosidad e interés inusuales para una nena de diez años.
Recuerdo, en segundo o tercer grado de la primaria, cómo presentaba y conducía el programa de radio que grabábamos con mi mejor amiga en un cassette para llenar nuestros ratos libres. Aunque, claro, mi primer contacto con ese mundo fue varios años antes, gracias a la famosa valija "Juliana periodista", que venía con anotador, grabador y carnet incluido.
Ya de adolescente, a los dieciséis años, se instaló en mí el afán por comunicar "de verdad" mis intereses e inquietudes. Fue en ese momento cuando decidí abrir un blog llamado 020892, plataforma que me permitía expresarme libremente y, a la vez, hacía trascender mi voz conservando el anonimato, como aquellos primeros grafiteros que pintaban las calles neoyorkinas en los setenta.
La moda es un mundo que siempre me atrapó porque, lejos de la frivolidad a la que se la asocia en el imaginario colectivo, la entendí como un lenguaje no verbal que comunica estados de ánimo, personalidades y propósitos. Sin embargo, siempre tuve en claro que mi gusto estaba lejos de los figurines y de las máquinas de coser, y que tenía más que ver con las palabras. En ese sentido, el blog como soporte me daba libertad para elegir los temas a tratar y sus enfoques, me permitía entrar en ese mundo que visto de afuera parece inaccesible y también contactarme con gente de intereses afines.
Durante mis últimos años de secundaria ocupaba mis tiempos libres editando fotos para el blog, yendo a desfiles y escribiendo análisis de tendencias, siempre desde mi humilde lugar de joven aficionada al tema y entusiasta de la comunicación. Por eso cuando llegó el momento de decidir qué camino iba a tomar cuando terminara el colegio, no se me presentaron demasiadas dificultades. Entendí que el curso natural de mi vida me indicaba que tenía que estudiar para ser periodista.
Lo único que me frenaba era mi timidez y la sola idea de que en algún momento de la carrera iba a tener que enfrentarme a un micrófono o a una radio me aterraba. Sin embargo, los primeros años en la Facultad apaciguaron ese temor y entendí que podía redireccionar todas esas emociones encontradas y canalizar toda mi energía en lo que realmente me interesaba, la gráfica, pero sin descuidar esas otras áreas que no me entusiasmaban tanto.
En agosto de 2011, con un par de materias cuatrimestrales aprobadas y algunas anuales en curso, entendí que mi blog de adolescente había cumplido un ciclo y decidí abrir uno nuevo donde pudiera reflejar la evolución de mi mirada como comunicadora y poner en práctica los conocimientos que iba adquiriendo en la carrera. Así, Pilar de la mòde, esta bitácora virtual en la que al principio plasmaba mis inquietudes personales, de a poco se fue transformando en un canal de comunicación que me abrió varias puertas en el orden de lo periodístico, además de permitirme incursionar en el diseño gráfico y la fotografía, otros de mis hobbies.
En paralelo a mis estudios en la Facultad, además de editar mi blog, durante los últimos cinco años escribí en publicaciones impresas y digitales sobre moda, música, arte y cultura, produje programas de radio y me encargué de la prensa y redes sociales de la feria gastronómica Picurba, que fue mi primer trabajo formal rentado. La mayoría de estas experiencias laborales se dieron gracias a la plataforma blogger, que actúa como una especie de "vidriera" para crear un público y, a la vez, instalar tu nombre, que los medios vean cómo trabajás y que, si les gusta tu estilo, te tengan en cuenta para sumarte a sus grupos de trabajo.
De esta manera, en estos años, en mi escritorio supieron convivir apuntes de Bourdieu con gacetillas de colecciones de moda o resúmenes de Historia con borradores de notas sobre músicos, diseñadores independientes o chefs, información que en mi cabeza pude vincular y encontrarle una conexión: absolutamente todo, hasta el tema que parece más banal, está atravesado por personas que tienen una historia que contar. Como aprendí en más de una materia, todo está atravesado por la comunicación.

Con Ana Torrejón -directora de Harper's Bazaar Argentina- y Noel Romero -diseñadora de A.Y. NOT DEAD-.
Con la bloggera mexicana Andy Torres -de StyleScrapbook- y el blogger español Pelayo Díaz Zapico -de KateLovesMe-.

Como dije en alguna oportunidad, cuando la moda deja de ser una prenda y se transforma en un lenguaje que te vincula con gente de intereses afines, uno cae en la cuenta de que en esta industria hay mucha tela por cortar y que todo el que quiera puede encontrar su papel en la escena fashion.

Junto a otros bloggeros argentinos, en distintos eventos de moda.

+ Pueden leer mi CV en LinkedIn.
+ Pueden leer algunas de mis notas publicadas en otros medios gráficos haciendo click acá.
+ Pueden ver algunas de mis apariciones en medios impresos y digitales haciendo click acá.
Cualquier consulta, sugerencia, crítica o propuesta, pueden escribirme a pilar-delamode@hotmail.com o contactarme mediante las redes sociales.

Foto: Televisa (vía Tendenciera).

No hay comentarios:

Recibí mis actualizaciones por mail!