28.11.12

Vestida para triunfar

Edith Head, una de las vestuaristas más importantes de Hollywood, escribió las claves para el éxito femenino.

Si hay algo que no puedo negar es que, a la hora del azar, la fortuna me ha favorecido en más de una oportunidad y me ha sorprendido con entradas para recitales, prendas y accesorios -¿se acuerdan cuando gané varios items de la colección de Versace for H&M?-. La cuestión es que hace ya varios meses participé de un concurso que la modelo Milagros Schmoll organizó vía twitter para las lectoras de su blog y gané el tercer premio: un libro emblemático que ella misma compró en la tienda del Victoria & Albert Museum, luego de visitar una exposición de históricos vestidos de fiesta londinenses.
Se trata de "HOW TO DRESS FOR SUCCESS", un manual de estilo escrito en 1967 por Edith Head, diseñadora responsable de gran parte del glamour de los años dorados del cine. En sus comienzos, la autora fue vestuarista de los estudios Paramount, en Hollywood, y más tarde de Universal, donde colaboró en varias ocasiones con Alfred Hitchcock, el famosísimo y experto en suspenso director de cine británico.
En sus 50 años de carrera, Head trabajó para más de 1100 películas, ganó ocho premios Oscar por su labor y fue quien vistió a figuras icónicas como Audrey Hepburn, Elizabeth Taylor y Grace Kelly. -Pueden leer más sobre ella en el artículo Edith Head creó a la mujer, de Harper's Bazaar España-

Edith Head junto a Audrey Hepburn -1-, Elizabeth Taylor -2- y Grace Kelly -3-. 


Según explica la vestuarista en el prólogo, es un libro dirigido a aquellas mujeres que quieren tener éxito y que son lo suficientemente maduras para saber lo que quieren e ir por ello. Nuestros objetivos en la vida son muchos, y ella lo sabe muy bien: un matrimonio feliz, la admiración de los hijos, un buen estatus social, el reconocimiento del entorno y el buen gusto, entre tantas otras metas con las que las mujeres soñamos.
En ese sentido, la autora explica que, sin importar en qué dirección vayan nuestros deseos, lo que usemos y el modo en que nos veamos podrá ayudarnos a alcanzarlos, y propone pensar en nosotras mismas como un producto... Sí, escucharon bien. Me costó entenderlo pero, después que releerlo varias veces por miedo a que mis conocimientos de inglés me jugaran una mala pasada, comprobé que la gran Edith Head sugería, allá por los años sesenta, que para ser exitosas las mujeres debían pensar cómo mejorar su "envase" para vender ese "producto" que eran, ni más ni menos, ¡ellas mismas!

El libro cuenta con simpáticas ilustraciones de la misma Edith Head.

Creo que, aunque escandaloso y discutible, es un concepto que hay que enmarcar en la época en que fue escrita la obra, años en que el estilo de vida era completamente distinto al actual. Esto también explica el hecho de que la autora asegure que es necesario que nuestro look se adecue a cada situación, según los momentos del día y las locaciones y que “se puede mezclar negocios con placer si se quiere pero, aunque hayas estado toda la noche afuera, de ninguna manera se puede usar un vestido de cocktail para la oficina”.
Por ese entonces surgieron grandes corrientes feministas que lucharon por la liberación de la mujer y que hicieron que comenzara a desempeñarse no sólo en el ámbito familiar y casero sino también en el laboral y el social. Sin embargo, en el aspecto estético esa liberación les trajo más ataduras porque, como deja en claro Head en su texto, existían rigurosos códigos de vestimenta que era recomendable seguir para estar acorde en cada momento del día y lugar. Era necesario tener un guardarropas con prendas para cada ocasión, algo muy distinto a la realidad actual, que podemos combinar de distintas maneras una misma prenda y usarla para ocasiones que nada tienen que ver.

En los sesenta existían códigos de vestimenta que debían respetarse a rajatabla, según la ocasión.

Lo que más destaco del libro es que enfatiza el hecho de aceptarnos tal como somos, con nuestras imperfecciones y defectos, y nos convence de que, aunque no podamos modificar la forma de nuestras piernas, el color de los ojos o la textura del pelo, sí podemos cambiar el modo en que nos vemos, así de fácil como una actriz lo hace cada vez que interpreta un nuevo papel. “En más de 20 años vistiendo a las mujeres más glamorosas del mundo -asegura la vestuarista- todavía no he encontrado ninguna que sea físicamente perfecta. Ellas tienen los mismos defectos que tenés vos, pero han aprendido a camuflarlos acentuando sus cosas positivas”.

Aunque escrito en una época en que el estilo de vida era otro, How to dress for success presenta tips que aún se mantienen vigentes.

Es una obra que propone distintas claves para que cada tipo de mujer ponga en práctica en los distintos ambientes en que se desenvuelve –el trabajo, la pareja, la familia- y aconseja sobre cómo analizar nuestra figura y sacar provecho de ella, cómo usar los colores que nos favorecen, cómo hacer buenas compras y cómo acomodar nuestro guardarropas. Si estás buscando un buen manual de estilo y manejas bien el inglés, creo que How to dress for success presenta tips siempre vigentes y es una buena opción.

¿Habían leído algo sobre Edith Head y su manual de estilo? De a poco iré contándoles sobre los tips que da la experimentada vestuarista.

2 comentarios:

matichica dijo...

Qué buen regalo, seguro le sacarás jugo!
Besitos, Pili:>

Margarita Segundo dijo...

que buen post!!!! me gustó la recomendación. Yo no conocía a Head, y ahora se sumo un item a mi lista de libros jajaja. igual supongo que va a estar difícil conseguirlo. Gracias por las imágenes.
beso

Recibí mis actualizaciones por mail!